top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarlos Carrillo

¿Contratar un diseñador de iluminación? ¡No! Yo no lo necesito


Esta es una de las frases que todavía en pleno siglo XXI se sigue escuchando de algunos desarrolladores, constructores y oficinas de arquitectura e ingeniería cuando comienzan a desarrollar un proyecto.


Pero gracias a las experiencias de los últimos años, este paradigma ha ido cambiando, y las empresas comienzan a tomar en serio y respetar el trabajo, así como y los aportes que un especialista en temas de iluminación le puede brindar.

Por un tema de ahorro de costos dentro del proyecto, la tendencia en temas de iluminación se ha repetido en el tiempo, y los comentarios mas comunes que se suelen escuchar son:

- No. Eso lo hace el electricista o el eléctrico directamente.

- Pero, ¿Para qué? si es solo poner un bombillo

- Lo de la luz dejémoslo para el final, lo importantes es….


Y al final del proyecto el cliente o el usuario recibe o percibe cosas que no son de su agrado, ni hablar del diseñador o el arquitecto.


Lo que el cliente y el arquitecto buscaban,

y lo que resulto:

La idea con estas imágenes no es juzgar o criticar el trabajo que otras personas realizan, es solo mostrar que, aplicando un diseño correcto de iluminación, se pueden lograr cosas diferentes en los espacios, y no es necesario gastar más, es solo poner la luz donde se requiere, bajo criterios técnicos que permitan revalorizar los espacios, ahorra energía y que los usuarios disfruten cada espacio al máximo.


Pero, ¿Qué es y que hace un diseñador de iluminación?


Según lo expresa la revista Lightecture:

“El diseñador de iluminación es un profesional que combina técnica y creatividad para proyectar la iluminación desde la concepción de la idea hasta la especificación de los equipos y de los sistemas de control. Su trabajo consiste en aprovechar la cualidad de la luz para crear jerarquías, interacciones y diferentes atmósferas, diseñar espacios únicos que comuniquen y armonicen de tal manera que cada uno sea una pieza terminada.”


Si analizamos un poco este contexto, un buen diseñador de iluminación debe ser realmente un hibrido o una especie de superhéroe con distintos poderes o conocimientos.

- Combinar técnica y Creatividad – Conocer de ingeniería civil, de arquitectura y de diseño, todo ello para “Proyectar la iluminación desde la concepción de la idea”

-Hasta la especificación de los equipos y de los sistemas de control, es decir debe conocer de productos y sus aplicaciones a nivel de ingeniería para poder apoyar esta área dentro del proyecto, y finalmente

- Debe saber cómo funciona la luz – Ciencia -, ser psicólogo para entender a los usuarios y experto en finanzas para adaptarse a los presupuestos y tiempos de entrega del proyecto.


Entonces, ¿Cuál es el rol del diseñador de iluminación en la actualidad?


Michela Mezzavilla, coordinadora del Postgrado en Diseño de Iluminación de Espacios del IED Barcelona Escuela Superior de Diseño destaca que, “El iluminador – Diseñador de iluminación, Lighting Designer o Asesor lumínico - , como figura profesional, se convierte en pieza indispensable en un mundo en el que la rápida evolución de las nuevas tecnologías y la complejidad de los proyectos globales y multidisciplinares requieren de un experto para configurar las soluciones lumínicas específicas de un espacio. Se trata de una figura versátil que debe trabajar en equipos multidisciplinares compuestos por diseñadores especializados en otros ámbitos o arquitectos.”[1]


¿Alguna vez te has sentido bienvenido en un restaurante o más relajado al llegar a un espacio? Es posible que esto sea gracias al diseño de iluminación. ¿Puede un diseñador lograr que la luz marque la diferencia y fabrique experiencias únicas?

Para la revista lightroom.lighting[2]

“El diseño de iluminación, como disciplina profesional u oficio, se desarrolla cada vez más rápido, ya que los arquitectos o jefes de proyecto consideran que la contratación de un especialista en iluminación marca la diferencia en cuanto a los resultados a mediano y largo plazo, en los que se ve la capacidad del diseñador al crear un proyecto sólido con base a los conocimientos técnicos intrínsecamente ligados a una habilidad conceptual que se traduce en un valor estético y funcional.”


El articulo destaca que, “Como diseñador de iluminación debes comprender en primera instancia, que la luz es algo que se encuentra todo el tiempo a nuestro alrededor y que rige nuestra vida incluso en aspectos que no imaginamos y que, para manipularla de manera correcta, es necesario echar mano de muchas otras disciplinas como la luminotecnia, la ergonomía y recientemente, la electrónica.”


Como puedes ver, actualmente dentro de los proyectos – sobre todo los complejos - se hace necesario contar con equipos interdisciplinarios desde la concepción hasta la ejecución, entrega y mantenimiento de los proyectos a futuro. No es solo construir, es hacerlo de manera adecuada, segura, que cumpla con la normativa legal y sobre todo que no se convierta en un problema para los usuarios en el tiempo.


Pensemos en el proyecto como una silla, ¡Si como una silla! en donde el cliente como punto central se encuentra o se encontrara sentado.


Una silla por lo general tiene cuatro patas que le dan estabilidad. Estas patas son:

- Obra civil

- Arquitectura

- Ingenieria

- Iluminación


Recordemos quien paga la factura. Y el que paga, deseara poder disfrutar al máximo su inversión, o por lo menos sentirse cómodo.





Y ahora, ¿Consideras que un diseñador de iluminación en los proyectos no hace falta?


Te leo en los comentarios.

Que tengas un excelente día pintando con luz

“El contador de la luz”

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commenti


Contacto WhatsApp

San José. Costa Rica

  • Facebook
  • LinkedIn
bottom of page